Caminando a ninguna parte – Reflexiones de la tragedia

Spread the love

Caminando a ninguna parte

He estado caminando a ninguna parte, pensando en convertirme en lo inesperado de una bella historia. Algo fracasó. Solo quiero irme hasta donde no pueda encontrarme. Mis cadenas no conducen a ninguna parte. Solo son inventos de ideas mentirosas. Nada, realmente está tironeando de mi ser. Ojalá alguién me arrastrara fuera de mí.
Hay días que el vértigo se para frente a mi cama cerrando todas las ventanas de mi habitación. Quizá tu estas sintiendo lo mismo ahora que me estas leyendo.
El destino se está burlando, prometiendo todo y escondiendo su mano. Volviéndome loco con su juego de despistados.

Saltando al vacío
Caminando a ninguna parte

Me he lanzado de lugares altos sin que nadie me atrape. Encerrado entre oscuras paredes de aislamiento sabiendo que eso no es seguridad, sino muerte.
Si nadie sabe que estás vivo es porque en apariencia no lo estas. Si la terrible tragedia del árbol quebrándose, en medio del bosque, no es escuchada por nadie, significa que aquel frondoso, voluptuoso y majestuoso, nunca existió.
Aunque el significado de la vida no está en los demás, en sus locuras te puedes hallar feliz y sonriendo.
Todos estamos equivocados, pero es real que primero pienso, luego existo. Si imagino tristeza soy lágrimas. Si mentalizo felicidad simplemente sonrío.
Hay paredes, parques, esquinas, puertas, ventanas construidas con palabras, pensamientos o pesadillas de tu mente.
Espero aprender a crear nubes tan solo con mi aliento, aunque tampoco espero dejar de odiarme… Ojalá pueda quererme más. Tú deberías hacer lo mismo. Si lo logras primero, no olvides publicar la receta.

Caminando a ninguna parte – Reflexiones de la tragedia por Walter Fernandez

SEO y Webmaster- Administrador y Editor en www.heyzern.com desde el año 2015 y www.elliterario.com desde el 2016
Escritor, Músico y Técnico en Redes

Facebook Comments