La historia invisible – Relato de Autoayuda para reflexionar

La historia invisible

-Imagíname lejos, que es donde estoy. Escucha mi voz que más que mía es tuya, porque tan pronto como madurez, ella desaparecerá. Importante en el futuro será lo que recuerdes.

-Observa el mundo a tu alrededor. Ve cómo se alzan las torres del orgullo. Un día caerán convirtiéndose en mísera ceniza. No importa lo que hagan, el viento barrera con ella.

-¡Despliega tus alas muchacho, alcanza con enérgico vuelo todos tus sueños! Que en polvo no se conviertan junto contigo. ¡Oh, muchacho de triste mirada! ¡Que la copa de tu vida no se derrame por error antes de encauzar tus propósitos! Inhala tu orgullo, exhala tu don. Todos llevamos uno. Que tu voz grite vacía de miedo. Haz justicia con tu tiempo, que no te reprima.

-¡Oh, muchacho de asombrados ojos! Recuerda por siempre estas palabras. Desde el día en que ocurra tu amnesia, yo estaré aguardando, oculto, muy dentro de ti, esperando impaciente tu gran llamado. Yo te ayudaré. No me olvides.

El anciano que me habló en aquella plaza cuando yo era un niño, sin más palabras, presuroso corrió hacia la brisa. Parecía fundirse en un juego de primavera. Hasta que por fin, tan distante como el cielo, se esfumó.

Mientras tanto tú, hombre, mujer, muy por detrás de las ventanas de tus ojos, ves la historia que nunca fue. Una perpleja imagen en tu memoria, que escucha estas palabras que extrañamente te resultan conocidas.

La historia invisible – Relato de Autoayuda – por Walter Fernandez

SEO y Webmaster- Administrador y Editor en www.heyzern.com desde el año 2015 y www.elliterario.com desde el 2016
Escritor, Músico y Técnico en Redes

Comentarios en Facebook

Comentarios