ciencia del querer

Ciencia del querer – Poema de amor para compartir

Poemas

¡Oh, savia de mi vívida esencia!
¡Manantial de hermosos recuerdos!
¡Fatal desengaño de flores secas!
¿Donde te encuentras?

Ciencia del querer

Rodéame con tu querido abrazo
ciencia libre del querer.
Que solitario bajo esta pálida luna
no soy mas que una triste sombra
que se oculta en los oscuros rincones del delirio;
desplegando como una cierta ausencia.

Descuelga de mí
tontos ropajes de refugio.
Que la suave brisa de esta ausente primavera
roce los cantos de esta decadencia
enfriando hasta el mas loco espanto de amor.
Porque no hay tierno refugio que me oculte,
no por mucho tiempo,
de un franco trato con mi destino.

Si de estos dichos tu ausencia no responde,
yo estaré aquí aguardando
bajo este quebrado cielo;
quebrado por miles de llantos
que hoy giran alrededor de tu preciado infinito,
replegando todas mis fuerzas…
Aguardando tu pronta venida.

FIN

Ciencia del querer por Walter Fernandez

De tanto en tanto el amor ruge entre brazos. Se filtra y se escurre entre olvidos egoístas que destacan al ser humano. Luego lo extrañamos no entendiendo el abandono. Pasan los años en un insólito silencio. Con el tiempo, comprendemos, crecemos y entonces somos.

Vamos revolcándonos de experiencias que se impregnan en nuestro inconsciente. En algún futuro lejano nuestros herederos serán amantes perfectos. Nosotros, el vestigio antiguo de la reproducción que valió la pena por subsistir.

Mis palabras violentas o reales serán llevadas por el viento hacia el horizonte. Se pierden para siempre de la memoria en la noche, del recuerdo en el día. Quisiera saber mas de lo que comprendo. No estar atado a la gravedad sería mas que un milagro y un milagro es mucho mas que mil realidades.

El amor es el milagro de la vida. Es el milagro que hizo posible nuestra supervivencia. Lejos del entendimiento… Entonces, perderle será igual al final de nuestros días.