Deja de vivir en el pasado – Vive la plenitud del presente

¿Cuántos veces nos dijeron deja de vivir en el pasado? Tener la mente ocupada en cuestiones que no favorecen, en lo más mínimo a nuestro tiempo presente, es lo más común que solemos hacer. Aquí dejo una reflexión al respecto.

Hace unos días, me pidieron que hablara sobre las personas que viven lamentándose de su pasado. Quiero que sepas que estas personas están atrapadas. Si tú eres una de estas personas, estás atrapado. ¿De quién? De ti mismo. Solo que todavía no lo has notado. Hoy lo notarás.

En algún momento, quizá de manera inconsciente, tomaste la decisión de creer que es más importante pensar y re pensar, en aquello que te ha pasado. Tu historia puede ser buena o mala. Cualquiera de las dos, es una simple historia. Si la historia es agradable la pasarás bien. Si es desagradable, la pasarás mal.

Cuando te cuentas historias del pasado, entras en una especie de sueño que te priva de vivir en la realidad presente. Por eso te conviertes en un ausente hacia los demás. ¿Quieres estar ausente? Puedes estarlo. La paga justamente, es tu ausencia. Es lo que pides sin darte cuenta. Al principio, todo seguirá normal, pero luego de un tiempo la gente que te rodea se alejará de ti. Pues tú no estas, no escuchas. Has decidido que lo que tienes para pensar es mucho más importante que cualquier cosa que te puedan decir.

La gente se cansa. Luego te sentirás solo y preguntarás… ¿Por que se han ido? ¿Por qué e han dejado? Claro, es tan natural para ti desconectarte, que no lo notas. No notas tu propia ausencia.

Si tu ausencia no te hace feliz, sugiero que comiences por ahí. Lo contrario de la ausencia es la presencia. gradualmente abandona estos sueños. Ponte en contacto con el presente. Al principio no será fácil, pero lentamente, verás que la realidad que te rodea es tan enorme, que esas pequeñas historias que te cuentas, sobre todo las que te hacen daño, realmente, carecen de importancia. Y no estoy hablando de lo que está bien o lo que está mal. tampoco hablo de que nunca más te cuentes una historia. Solo sugiero que pruebes y saques tus propias conclusiones.

Existe una gran diferencia entre contarte una historia o quedar atrapado en ella. Cuando te cuentas una historia, tu cerebro, cree que lo que dices, esta sucediendo. Lo vive como tal. te puede generar desde una sonrisa hasta el sufrimiento. Depende de lo que te digas.

Lo que te halla pasado, ahora no es necesario. No es importante. En este momento lo único importante es lo que todos tus sentidos pueden captar. En este preciso momento. Nada más. Y notarás que la felicidad no se busca, solo estuvo tapada por el velo de tus ilusiones, de tus propios pensamientos.

Termina con eso y vive tu vida, no tus historias.

Deja de vivir en el pasado
Deja de vivir en el pasado – Vive la plenitud del presente

Deja de vivir en el pasado – por Walter Fernandez

Spread the love

Facebook Comments