El odio que das nunca sale de ti – Se convierte en tu alimento

Una pequeña reflexión sobre una de las emociones mas comunes, que no debería ser normale. Ese veneno que tomamos sin darnos cuentas. El odio que das nunca sale de ti.

¿Te has visto enojado? ¿Has sentido tu odio? ¿Se siente placentero? ¿Te soportas? ¿Es útil a tus relaciones? No está mal enojarse, tampoco está bien. Solo verifica si te daña. El odio suele ser un efectivo veneno que daña la química de tu mente y sangre. La buena noticia es que existe una cura milagrosa para este problema. Esa cura milagrosa eres tú. Has tu viaje interior. Descubre y re-descubre quien eres. No eres tus emociones ni tus sentimientos. Tampoco eres tus pensamientos. Eres el observador. Que los pensamientos y emociones sean tus herramientas de trabajo, no al revés. Descubre tu inconsciencia y descubrirás la consciencia que escondes detrás. Mírate… Obsérvate. No estamos acostumbrados a observar nuestros misterios. Es tiempo… Este “Presente” es tu regalo.

El rencor será tu sustento

El odio que das nunca sale de ti
El odio que das nunca sale de ti

Todo lo que piensas, todos lo que sientes, en tu interior van tomando lugar. En este caso, el odio, cada vez se sentirá más cómodo dentro tuyo. Tomará el control de tus días. Tú, inconscientemente, en el afán de no sentirte prisionero lo excusaras falsamente. Sin darte cuenta.

Debes encontrar tu libertad. Si te tomas el tiempo de revisarte. La honestidad y valentía de conocerte, darás grandes pasos. Te sorprenderás.

Vemos el mundo a través de un filtro. Si el tuyo es el odio, todo te molestará, todo te enojará. No tendrás la libertad de vivir cada momento, tal cual es.

No vemos la realidad porque la sujetamos a nuestra interpretación.

Walter Fernandez

Debes verte. Debes ver a tu yo, el enojado. En ese darte cuenta, tu yo enojado se desvanecerá convirtiéndose en tu alivio, en tu descansa. Se abrirá un espacio en ti, que antes no habitaba.

Te deseo un buen viaje, de regreso a ti.

Walter Fernandez

Spread the love

Facebook Comments