La visión Relato

La visión Relato

En este preciso momento dejas el lugar en donde estás para ver en visión un extraño y lejano lugar del remoto pasado, ahora mismo te encuentras en una espaciosa y vacía habitación, hay muchas ventanas alrededor, además observas que las paredes, el piso y el techo están todos construidos solamente de ladrillos, dichos materiales están unidos con asfalto en lugar de la ordinaria mezcla, sobre una pared miras varios escritos cuneiformes también algunos
dibujos de aspecto horrible de muchos leones, dragones y toros, quienes son venerados como los dioses dueños del universo.
Te percatas de unos fuertes ruidos provenientes del exterior, asomas tu rostro por una de las ventanas y sorprendentemente ves muy abajo a una enorme multitud de hombres, los cuales visten unas raras ropas y trabajan sin parar con mucho esfuerzo ayudándose mutuamente, están bastante bien organizados pues hay grupos que se encargan de hacer ladrillos para luego cocerlos con fuego, algunos preparan el negruzco y viscoso asfalto; mientras unos levantan los materiales auxiliándose con poleas, otros se suben sobre andamios de madera para terminar de construir las paredes de los pisos que se hallan arriba de ti.
Desde el muy elevado piso en el que estás se ve excelente todo el panorama, el cielo azul está sin nubes y con un radiante sol, además observas que no lejos de la edificación pasan algunos ríos en donde las mujeres utilizan el agua para sus quehaceres, y también ahí hay varias pequeñas embarcaciones que transportan muchas mercancías como:
oro fino, plata, armas de bronce y cobre.
Ahora la visión te conduce afuera de la habitación exactamente sobre un pasillo circular, en donde hay otros cuartos a tu derecha e izquierda, el diámetro de cada piso se hace más pequeño a medida que los pisos suben de número, te fijas en las muchísimas casas alrededor de la construcción en donde te encuentras y repentinamente unas fuertes ráfagas de viento se mueven muchas veces en toda esa región, las aves vuelan de los árboles para huir lejos, al
parecer algo sobrenatural pasará…sin embargo la calma vuelve de manera rápida.
Comienzas a contemplar detenidamente el edificio cilíndrico en la cual estás, ves que el mismo es bastante alto y ancho, está lleno de: cuartos, gigantescas columnas, escaleras, pasillos, también arcos en las paredes; pero incluso así ellos lo siguen elevando con el fin de traspasar los límites del cielo, pues quieren tener la mayor fama entre todos los pueblos de la tierra, dicha soberbia no los deja descansar hasta que terminen aquel proyecto tan  esmesurado y malévolo, miras con mucha atención a un hombre que lleva capa púrpura sobre sus hombros y una diadema brillante sobre la cabeza, a medida que éste camina, los trabajadores, mujeres y niños se le inclinan en señal de adoración, pues todos ellos son liderados por ese tirano llamado Nimrod, éste
mismo dejó de ser un enérgico cazador para convertirse en un opulento rey, así pues fue el primer poderoso en el mundo.
En este preciso momento te llama poderosamente la atención ver a los anteriores personajes que al parecer discuten con bastante violencia y en diversas lenguas que desconoces, por lo que se empiezan a marchar en diferentes direcciones y poco a poco la pagana Babilonia se va quedando sin habitantes, fue una civilización construida para presumir su propia gloria, y en donde aseguraban ser la puerta de todos los ídolos ahora solo reina una atmósfera de
confusión, todo aquel lugar embellecido por los ríos Éufrates y Tigris además de la llanura mesopotámica, fue testigo unido a ti en presenciar la intervención del poder divino que ayudó para dejar inacabada la infame ciudad de Babel junto con su torre.

La visión Relato por César Henrríquez Juárez