Una reunión Relato

Una reunión Relato

El silencio de la noche era colosal en un callejón peligroso ubicado en la ciudad de Nueva York, pues solo se escuchaba el silbido delicado del viento glacial, tan helado es que hace temblar hasta lo profundo de los dientes. El interior de la calleja luce tenebroso además parece el infierno, eso debido a
que sus paredes tienen mil grafitis de ridículos demonios, en la entrada de ese callejón sin salida, bajo un farol que apenas alumbra, estaba de pie un misterioso hombre casi invisible por vestir todo de negro. Las calles del alrededor eran una triste y lamentable soledad, el sujeto lucía muy tranquilo
parado sin moverse como árbol plantado.
De pronto dos luces que cambiaban de intensidad se acercaban cada vez más hacia él, se trataba de un lujoso auto sedán color negro, el automóvil contenía a tres gigantescos hombres quienes miraban con furia y precaución todo el sitio, el tipo extraño que vestía de negro, entró en uno de los
asientos de atrás y comenzó a conversar:
-Ya es medianoche ¿para qué rayos me hicieron esperarlos bajo ese estúpido farol?
-Cálmate Frank, tendremos una reunión importante –contestó el conductor- el jefe nos quiere a todos para un nuevo trabajo y le urge demasiado.
-¡maldición!-gritó el tipo que iba sentado a la par del conductor, mientras golpeaba su teléfono inteligente contra la puerta.
Después Frank preguntó:
– ¿A dónde vamos?
Un sujeto calvo, el único que estaba a su lado le respondió así:
-Todos los demás ya nos esperan en el viejo almacén del jefe, es el que está a la par de su restaurante, ten calma que pronto llegaremos, y dime amigo ¿cómo está tu esposa y tus hijos?
-Muy bien Mark, aunque ahora no están en la ciudad.
Transcurrió el tiempo y siguieron hablando de muchas otras cosas; pero en eso llegaron al espantoso almacén que es similar a un basurero de sucio y deteriorado, una vez adentro los cuatro hombres se dirigieron a un cuarto, Frank iba al frente, él abrió la puerta y vio para su asombro el cuarto
totalmente vacío… en eso se escuchó un pequeño ruido e inmediatamente Frank cayó con fuerza boca abajo, el sujeto calvo atrás de su espalda le había disparado en la cabeza con su arma que portaba silenciador.
Mientras los otros hombres sacaban el cadáver y limpiaban la sangre del piso, el asesino sacó el celular para hablar:
-Jefe soy Mark, le llamo para informar que cumplimos con el trabajo, Frank Da Niels está muerto.
-Excelente, ese bastardo infeliz no volverá a traicionar a nuestra organización ¿y en dónde están ahora?
-En el almacén; pero no se preocupe ya sabemos qué hacer con el cuerpo, no dejaremos evidencia.
-De acuerdo Kubrick, terminen todo y vengan a verme a mi casa en la mañana, les daré el pago también tengo las instrucciones para otro trabajo.
-Así será, señor Smith.
Los noticieros de la mañana dijeron que una ensordecedora explosión ocurrió en la madrugada, los bomberos encontraron un sedán carísimo envuelto en grandes, calientes y voraces llamas de fuego. Las muy atrevidas flamas se opusieron con bastante fuerza y lucha durante mucho para no ser extintas, lo cual les fue inútil. La policía luego halló el resto de un cuerpo humano derretido en el baúl del carro ante la mirada tímida de los espectadores
angustiados que habían abandonado sus casas, todo esto horrible pasó en aquel callejón tenebroso sin salida, que se miró por largos instantes doblemente infernal.
Los acontecimientos anteriores ocurrieron en el 2014, y en el 2016 los agentes policiales capturaron a tres hombres que portaban pasamontañas y muchas armas de grueso calibre, fueron decenas de patrullas policiacas también varios helicópteros que siguieron sin descansar a los asesinos,
quienes conducían una fuerte camioneta con la cual hicieron graves daños en gran parte de la ciudad, destruyeron muchos: rótulos, anuncios publicitarios, árboles, vehículos, etc. Todo terminó hasta que la camioneta impactó a gran velocidad contra el muro de un enorme rascacielos, por suerte durante la intensa persecución nadie resultó muerto y los únicos heridos fueron los tres delincuentes, los cuales media hora antes asesinaron adentro de una lujosa mansión a cinco miembros de otra organización criminal, las autoridades comprobaron que por motivos de rivalidad y disputa de territorio ocurrió el terrible crimen, entre las personas fallecidas a destacar encontraron a Mark Joseph Kubrick, dicho convicto fabricante de bombas fue buscado por la
interpol desde hace mucho, además hallaron a Robert James Smith, éste propietario de empresas multinacionales y jefe de una poderosa mafia contrabandista era también el responsable autor intelectual de muchos asesinatos, todos los cuerpos estaban totalmente perforados por causa de la
tremenda balacera.

Una reunión Relato por César Henrríquez Juárez